Célula robotizada para inspección por rayos X en una turbina de avión

Descripción

Sector aeronaútico

La solución consta de una célula robotizada con dos robots de manipulación que portan el tubo de rayos X y la película donde se imprime cada inspección. La célula dispone además de una mesa posicionadora de dos ejes controlada por uno de los robots con capacidad de girar la pieza 360º y bascularla hasta 110º. Con este desarrollo se logra automatizar al máximo el proceso de inspección y minimizar el número de veces que el operario debe entrar en el bunker.